Archivos mensuales: October 2013

Kratom: ¿una cura para la adicción a la metanfetamina?

Esta planta está dando mucho que hablar, especialmente por culpa de la prensa sensacionalista. Recientemente se ha escrito un artículo en Vice bastante polémico.

El artículo lo tiene todo: drogas, terrorismo, narcotráfico… Una mezcla propia de cualquier panfleto sensacionalista.

En Thailandia hay un elevado consumo de metanfetamina (meth). Y según esta fuente, el prohibicionista gobierno Thailandés, el que ejecuta a gente por tráfico de drogas, se está planteando usar Kratom para tratar la adicción a la meth. Justamente, el mismo gobierno que ha baneado el Kratom, planta autóctona de Thailandia.

Era difícil suponer que el gobierno Thailandés tenía consideración alguna con los adictos y que haga algo que no acabe en cárcel o pena de muerte. Pero más difícil es suponer que 2 leyes contradictorias se puedan poner en marcha al mismo tiempo.

Más criminalización

Que hablen mal de esta planta no nos beneficia, pero es lo común de un mass media sensacionalista (perdonad la redundancia).

Primero se asocia el terrorismo islámico de la región con el Kratom (mezclado con más cosas, como codeína) y con su financiación mediante el tráfico de Kratom.

Luego, se le otorga la etiqueta de estimulante y se compara con la metanfetamina. El efecto conseguido: dejar un rastro en el subconsciente de la peligrosidad del Kratom.

No podemos negar el alto número de usuarios de meth en Thailandia, pero si el gobierno Thailandés tiene problemas por culpa de la prohibición de un árbol autóctono, que no se hubiese subido al carro de la obsoleta “guerra contra las drogas”.Suponiendo que parte de lo que dice la notícia es verdad, cosa difícil de demostrar.

¿Una idea útil?

Los usuarios de estimulantes no suelen tener una alternativa farmacológica a la que acogerse si se quieren desenganchar.

El Kratom podría ser una buena idea: podría mantener un estado hedónico basal estable, mientras su efecto ansiolítico podría prevenir el “craving”. Pero a falta de algún estudio serio (que seguramente nunca llegue a existir), nos quedaremos con la duda.

¿Mi opinión? En muchos casos el Kratom se quedaría corto, ya que no puede realizar una sustitución completa de ningún estimulante, sencillamente porque no lo es.