Archivos mensuales: October 2014

Otro uso etnobotánico del Kratom: tratamiento de la diabetes

Este uso quizás es de los más desconocidos en Occidente, y la falta de literatura científica y estudios serios hacen que, de momento, lo tomemos como una mera curiosidad.

Diabetes tipo II

La diabetes tipo II es un trastorno muy común en el mundo desarrollado. Se caracteriza por una resistencia periférica a la insulina así como una secreción de esta disminuida. La insulina es una hormona secretada por el páncreas tras la ingesta de alimentos. Esta activa el transportador GLUT-4 en el músculo estriado y tejido adiposo, con lo que entra la glucosa en estos tejidos y disminuye sus niveles en sangre.

Una elevada resistencia a la acción de la insulina provoca unos altos niveles de glucosa en sangre, con lo cual se producen neuropatías y otros transtornos patológicos.

Papel del kratom sobre la diabetes

Especialmente en Thailandia, el kratom ha sido usado desde hace tiempo como tratamiento de la diabetes. Queriendo saber si hay alguna base científica que apoye este uso, un grupo de científicos de la Universidad Prince of Songkhla, en Thailandia, se puso manos a la obra.

En un experimento in vitro con células musculares de la linea L8, midieron la captación de glucosa y la expresión del transportador de glucosa GLUT1.

Resumiendo: un extracto acuoso de kratom, es decir, un té de kratom normal y corriente, aumenta la captación de glucosa de forma similar a la insulina (a través de la activación de proteínas quinasas) y aumenta la expresión del receptor GLUT1.

Aquí el link del estudio, con acceso al full text.

¿Entonces el kratom es un tratamiento efectivo contra la diabetes?

Desgraciadamente, esto es solo un estudio in vitro. No tenemos constancia de que exista más investigación en este campo, de todas formas cualquier novedad la publicaremos por aquí.

 

Pequeña historia de una prohibición ridícula

Incineración de árboles de Kratom en Thailandia.

Thailandia, unos de los mayores exportadores de Kratom, lo prohibió en 1943. ¿Por qué? En esos tiempos, el gobierno thailandés recaudaba gran cantidad de dinero a través de impuestos al opio, popular droga en Asia y precursor de la heroína.

Al comienzar la Guerra del Este Asiático, bajaron las recaudaciones obtenidas del comercio de opio. Muchos consumidores de opio aliviaban los síntomas de la abstinencia masticando hojas de Kratom. Era una planta muy barata: crecía de forma silvestre y no se le aplicaban impuestos. Cuando el gobierno vió disminuir sus ingresos, hicieron lo único que saben hacer: prohibir.

Otra prohibición ridícula

Desde que USA comenzó la guerra contra las drogas, la prohibición de estas no se ha llevado nunca a cabo basándose en criterios socio-sanitarios. Thailandia es un ejemplo de ello: el kratom es consumido mayoritariamente por hombre, mientras que las mujeres consumen nuez de areca (Areca catechu). Esta última ha sido numerosas veces asociada con cáncer de boca y un riesgo incrementado de enfermedad cardiovascular y mortalidad. Sin embargo, al no afectar al comercio de opio y por tanto a la recaudación estatal, nunca ha sido prohibida.

Es curioso ver también como la exportación de kratom no está prohibida: exportar toneladas de kratom anualmente también es más rentable que mantener su comercio local.

Fuente.