El papel del Kratom en la deshabituación a opiáceos

El Kratom (Mitragyna Speciosa) lleva siendo usado con éxito en el sud-este asiático para la deshabituación de opiáceos, no solo como sustituto. Actualmente, se usa en todo el mundo para dejar los  opiáceos sin pasar por un SAO (Síndrome de Abstinencia a Opioides) grave.

El papel del Kratom en la deshabituación: ¿es un agonista más?

Mucha gente cree que el Kratom se comporta como un suave agonista μ. Pero su complejo perfil farmacológico, con alrededor de una docena de alcaloides activos requiere echar un vistazo más de cerca.

μ y δ

Vamos a hablar de los receptores opioides mu y delta. Las opiáceos con mayor tasa de abuso son los que activan el receptor mu. Pero el kratom no es un simple agonista más:

  • A dosis muy bajas es un alfa-antagonista adrenérgico como la Yohimbina, con propiedades estimulantes.
  • A dosis medias es principalmente un agonista delta.
  • A dosis muy altas también agoniza el receptor mu.

Centrémonos en el último caso: si tomamos una dosis muy alta de Kratom, a medida que los receptores delta alcancen un nivel cercano a la saturación, los alcaloides “saltan” del receptor delta al receptor mu en un proceso conocido como “receptor crossover”.Pero hay más: este salto a los receptores mu tiende a producirse en mayor proporción si se encuentran opiáceos presentes en el momento de la ingesta.

“Receptor crossover”: el aliado contra el SAO

Ahora ya estamos en condiciones de explicar porqué el Kratom no es un simple agonista.

alkaloids

Estos son dos de los principales alcaloides encontrados en el Kratom.

Cuando comienza el proceso de deshabituación, la presencia de otros opiáceos en el cuerpo los lleva a agonizar el receptor mu, comportándose como un agonista.

A medida que transcurre el tiempo y el opiáceo va desapareciendo del cuerpo (según su farmacocinética particular),  se reduce el efecto “crossover” y van mostrando mayor afinidad por el receptor delta. Una vez que el cuerpo esté libre de opiáceos y nuestra dosis diaria de Kratom estabilizada, habremos dado el salto de una adicción a un agonista mu a un agonista mayoritariamente delta.

El Kratom también es adictivo, pero mucho menos que los opiáceos clásicos. En esta fase conviene llevar a cabo un decalaje rápido de Kratom, el SAO es mucho más débil que el de cualquier opioide clásico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*