Pequeña historia de una prohibición ridícula

Incineración de árboles de Kratom en Thailandia.

Thailandia, unos de los mayores exportadores de Kratom, lo prohibió en 1943. ¿Por qué? En esos tiempos, el gobierno thailandés recaudaba gran cantidad de dinero a través de impuestos al opio, popular droga en Asia y precursor de la heroína.

Al comienzar la Guerra del Este Asiático, bajaron las recaudaciones obtenidas del comercio de opio. Muchos consumidores de opio aliviaban los síntomas de la abstinencia masticando hojas de Kratom. Era una planta muy barata: crecía de forma silvestre y no se le aplicaban impuestos. Cuando el gobierno vió disminuir sus ingresos, hicieron lo único que saben hacer: prohibir.

Otra prohibición ridícula

Desde que USA comenzó la guerra contra las drogas, la prohibición de estas no se ha llevado nunca a cabo basándose en criterios socio-sanitarios. Thailandia es un ejemplo de ello: el kratom es consumido mayoritariamente por hombre, mientras que las mujeres consumen nuez de areca (Areca catechu). Esta última ha sido numerosas veces asociada con cáncer de boca y un riesgo incrementado de enfermedad cardiovascular y mortalidad. Sin embargo, al no afectar al comercio de opio y por tanto a la recaudación estatal, nunca ha sido prohibida.

Es curioso ver también como la exportación de kratom no está prohibida: exportar toneladas de kratom anualmente también es más rentable que mantener su comercio local.

Fuente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*