Archivo de la etiqueta: kratom

Artículo u opinión que trata sobre el Kratom (Mitragyna Speciosa)

Pago con Bitcoin y otras criptodivisas

Desde hace más de dos años aceptamos Bitcoin como forma de pago mediante Bitpay. Por desgracia, los pagos con Bitcoin actualmente obligan a nuestros clientes a pagar tasas elevados y esperar tiempos de confirmación elevados. Por tanto, nos enorgullece informaros que a partir de ahora aceptamos otras criptodivisas (altcoins) como forma de apoyo a las divisas electrónicas. Aunque aún no las hemos integrado en nuestra plataforma, cualquiera que desee comprarnos mediante otras criptodivisas que no sean Bitcoin, que nos escriba a nuestra dirección de correo electrónico.

Algunos de los altcoins que aceptamos ya son:

  • Bitcoin Cash
  • Ethereum
  • Litecoin
  • IOTA

Otras criptodivisas pueden ser aceptadas, tan solo poneros en contacto con nosotros.

Curcumina: una forma natural de potenciar la analgesia del Kratom y reducir la tolerancia

La curcumina es el principal curcuminoide de la cúrcuma (Curcuma longa) una planta herbácea con múltiples propiedades, usada en la elaboración del curry.

Curcuma longa

La curcumina tiene interesantes propiedades, como ser un potente antiinflamatorio, pero hay una que nos llama especialmente la atención: es capaz de suprimir e incluso revertir la tolerancia a opioides como el Kratom.

Introducción al sistema NMDA-glutamato

El consumo continuo de Kratom o de cualquier opioide produce tolerancia y dependencia física. Nuestro cerebro es muy plástico, y mediante múltiples vías se producen cambios que conducen a una menor respuesta al Kratom tras el consumo crónico.

Una de estas vías es la regulación al alza del sistema NMDA-glutamato de nuestro cerebro, que antagoniza (se opone) a los efectos del Kratom.

El sistema NMDA-glutamato se va regulando al alza en el consumo crónico de opioides clásicos, y en menor medida, con el Kratom.

La coadministración de antagonistas NMDA con opioides reduce la tolerancia y dependencia física, pero no se usa en la práctica clínica por sus efectos secundarios y falta de ensayos clínicos.

Aquí entra en juego la curcumina: este compuesto no es un antagonista NMDA, pero ayuda a regular a la baja los efectos de la activación de este sistema mediante dos vías:

  1. Inhibición de quinasas dependientes de calmodulina (CaMKIV en la imagen): impide la transducción de la señal originada por la activación del receptor NMDA.
  2. Inhibición de la transcripción de BDNF mediante mecanismos epigenéticos: modula la actividad de histonas acetilasas e histonas desacetilasas.

Hu X et al (2015) demostraron como la curcumina reduce la tolerancia y dependencia a la morfina en modelos animales.

Biodisponibilidad de la curcumina

Por desgracia, no sirven los extractos normales de curcumina, dado que el cuerpo apenas la absorbe por vía oral. En el mercado se encuentran disponibles suplementos de curcumina con sistemas que aumentan su biodisponibilidad oral, como el encapsulamiento en nanopartículas.

De momento no se han descrito las interacciones entre el Kratom y la curcumina, pero la evidencia disponible nos lleva a pensar que la coadministración de curcumina con Kratom puede reducir la aparición de tolerancia y dependencia física, aparte del rol antiinflamatorio de la curcumina que puede ser útil en determinadas patologías.

Fuentes:

  1. Ueda, H., & Ueda, M. (2009). Mechanisms underlying morphine analgesic tolerance and dependence. Frontiers in Bioscience (Landmark Edition), 14, 5260–72. Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19482614
  2. Hu X, Huang F, Szymusiak M, Liu Y, Wang ZJ. Curcumin Attenuates Opioid Tolerance and Dependence by Inhibiting Ca2+/Calmodulin-Dependent Protein Kinase II α Activity. The Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics. 2015;352(3):420-428. doi:10.1124/jpet.114.219303.

Novedades en la neurofarmacología del Kratom

El desarrollo de nuevos fármacos basados en los alcaloides del Kratom ha arrojado luz sobre la compleja farmacología de esta planta.

Propiedades de la mitraginina y 7-hidroximitraginina

La mitraginina es el alcaloide más abundante del Kratom, mientras que su derivado 7-hidroximitraginina es menos abundante pero presenta mucha mayor afinidad por los receptores µ opioides.

Ambos se comportan como agonistas parciales del receptor µ opioide, con lo que sus efectos fisiológicos son menores que otros agonistas totales como la morfina. Además, ambos son antagonistas δ y κ. El antagonismo en el receptor δ (delta) está relacionado con una atenuación de la señalización en vías de recompensa cerebrales, lo que disminuye la adicción producidad por el agonismo µ opioide. Por otra parte, el antagonismo κ (kappa) se ha relacionado con efectos antidepresivos, ansiolíticos y también anti-adictivos.

Tanto la mitraginina como la 7-hidroximitraginina son ligandos del receptor mu opioide, pero solo lo activan parcialmente.

Este perfil farmacológico favorable en comparación con los opioides clásicos se ve aún más potenciado con el agonismo sesgado que presentan ambos alcaloides.

Al ser incapaces de reclutar ß-arrestina, los efectos secundarios de los alcaloides del Kratom son mucho menores.

Al unirse al receptor mu opioide, activan exclusivamente la señalización mediada por proteínas G, sin reclutar β-arrestina. La señalización mediada por β-arrestina es la responsable de muchos efectos secundarios de los opioides clásicos, entre los que se incluye la letal depresión respiratoria.

¿Sin modelos de experimentación animal?

La investigación en neurofarmacología con modelos animales es clave para avanzar en este campo. Por desgracia, Kruegel, A. C et al han encontrado que la mitraginina y su derivado 7-hidroximitraginina se une al receptor MOR murino (de ratas y ratones) pero no lo estimulan: en otras palabras, en ratas y ratones estos ligandos son antagonistas µ opioide. Esto limita muchísimo la investigación en este campo, y obliga a revisar los estudios realizados con Kratom en modelos murinos. Si bien es verdad que el Kratom ha demostrado efectos analgésicos en estos animales, pueden deberse a la estimulación de otras vías o bien por la acción de otros alcaloides.


Fuente: Kruegel, A. C., Gassaway, M. M., Kapoor, A., Váradi, A., Majumdar, S., Filizola, M., … Sames, D. (2016). Synthetic and Receptor Signaling Explorations of the Mitragyna Alkaloids: Mitragynine as an Atypical Molecular Framework for Opioid Receptor Modulators. Journal of the American Chemical Society, 138(21), 6754–6764. https://doi.org/10.1021/jacs.6b00360

Prohibición en USA: FDA, aduanas, farmacéuticas y demás actores del culebrón

Malas noticias desde Estados Unidos.

Hace ya un tiempo que la FDA, ahora con el apoyo de la DEA, está persiguiendo la importación y venta de Kratom.

A pesar de que el Kratom es legal en USA, la FDA últimamente ha estado impidiendo la entrada de Kratom desde Indonesia, parando los cargamentos en las aduanas. No es algo simplemente ilegal (ya que el Kratom es legal) sino que supone un conflicto a nivel internacional ya que contraviene el tratado de libre comercio entre Indonesia y EEUU.

En esta lucha contra el Kratom, la agencia norteamericana comenzó a interceptar, de nuevo de forma ilegal, pedidos de Kratom enviados mediante empresas de mensajería como FedEx o DHL.

La gota que colmó el vaso fue cuando agentes armados de la FDA en Mayo de 2016, a punta de pistola, entraron en un almacén de una compañía que trabajaba con Kratom para requisar el material, el cual recordamos de nuevo que es completamente legal según su jurisdicción.

Prohibición súbita

De forma nada transparente, la FDA ordenó a la DEA declarar esta planta como una droga de “tipo I” (schedule I), es decir, una droga ilegal sin ningún valor medicinal.

Al ser el proceso opaco, las compañías que distribuyen Kratom en USA no han tenido tiempo a hacer frente al proceso, ya que se enteraron con tan solo 36 horas de antelación.

Motivo: PZM21

 

Estructura de la droga experimental PZM21
Estructura de la droga experimental PZM21

Hace relativamente poco salió a la luz una nueva molécula diseñada “in silico” con el nombre el clave PMZ21. Se trata de un analgésico opioide con una eficacia similar a la morfina pero sin gran parte de sus efectos secundarios, ya que al unirse al receptor μ-opioide activa la señalización mediada por proteínas G, pero con menor reclutamiento de la beta-arrestina. Esto supone menores efectores secundarios como estreñimiento o depresión respiratoria, la cual puede poner en riesgo la vida del paciente a altas dosis.

Curiosamente, ha sido recientemente (hace menos de dos semanas) cuando se ha dilucidado que es este motivo el que hace que la mitraginina y otros alcaloides derivados del Kratom sean tan efectivos contra el dolor sin los efectos secundarios de los opioides tradicionales.

La ilegalización es una estrategia perfecta para la big pharma, y que ya alguna vez se ha discutido: una vez pasados los dos años, el Kratom podrá ser una droga de clase II, con lo que las farmacéutica podrán usar esta planta como materia prima para la síntesis de drogas como PMZ21. Sin embargo, el Kratom seguirá siendo ilegal para el público general: si tienes dolor, ¡tendrás que comprar a las farmacéuticas sus fármacos!

Y por desgracia, lo que temíamos que pasaría, ha pasado.

Actualización: parece ser que la prohibición entrará el vigor el 30 de Septiembre de 2016 (fuente en Inglés).

Segunda actualización:  se pospone la prohibición gracias a la presión de investigadores y asociaciones de consumidores de Kratom. Notícia en castellano.

Efectos antioxidantes y antimicrobianos de Mitragyna speciosa (Kratom)

Durante mucho tiempo se especuló acerca de las propiedades antioxidantes de las hojas de Mitragyna speciosa, las cuales se suponían por estar emparentada esta planta con otras más conocidas como la planta del café.

Ahora ya podemos dejarnos de especulaciones, pues en los últimos años los estudios realizados sobre esta planta nos revelan sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes e incluso antibacterianas.

Polifenoles y flavonoides

Contenido en fenoles, flavonoides y poder antioxidante de distintos extractos de Kratom
Contenido en fenoles, flavonoides y poder antioxidante de distintos extractos de Kratom

Consumir Kratom en infusión no es la mejor forma de aprovechar todos los compuestos fenólicos que la planta ofrece ya que estos no son muy solubles en agua. Aún así, una infusión contiene una cantidad suficiente de fenoles y flavonoides que ofrecen una buena protección antioxidante, como puedieron comprobar los investigadores Malayos mediante una prueba in vitro (uso de DPPH).

A pesar de ser un estudio in vitro, nos indica el posible potencial in vivo del Kratom para manejar los radicales libres en nuestro organismo.

Actividad antimicrobiana

Actividad antibacteriana de distintos extractos de Kratom
Actividad antibacteriana de distintos extractos de Kratom

Un uso etnobotánico descrito sobre las hojas de Kratom es tratar heridas infectadas. Los extractos acuosos de Kratom no poseen actividad antibacteriana, pero sí lo poseen los extractos alcaloidales o metanólicos. En estos extractos, los alcaloides están muy concentrados y logran acabar con algunas bacterias con mayor eficacia que el cloranfenicol (un antibiótico).

También efectos antiinflamatorios

Existen otros estudios dónde se pone de manifiesto no solo las propiedades antioxidantes de las hojas de Kratom, sino su eficacia antiinflamatoria, superior al control, esta vez en modelos in vivo (ratones)

Fuente:

Parthasarathy, S.; Bin Azizi, J.; Ramanathan, S.; Ismail, S.; Sasidharan, S.; Said, M.I.M.; Mansor, S.M. Evaluation of Antioxidant and Antibacterial Activities of Aqueous, Methanolic and Alkaloid Extracts from Mitragyna Speciosa (Rubiaceae Family) Leaves. Molecules 2009, 14, 3964-3974.

VERGÜENZA: ¿El Kratom amenaza al mundo?

Ayer, 30 de Diciembre de 2014, un mass media publicó un artículo sensacionalista a más no poder:

Kratom, una droga poco estudiada que se extiende por la Red y amenaza al mundo

Esta basura, ya que no merece ser llamada artículo, no solo pone a una planta al nivel de amenaza global. Hablan de falta de estudios, cuando existen decenas de ellos y muchos han sido comentados en este blog (aunque siempre son deseables más). Hablan de desconocimiento de efectos a largo plazo, aunque su uso etnobotánico en el sudeste asiático se remonta a siglos atrás.

Cómo cualquier sustancia, sus efectos varían según la idiosincrasia personal, la variedad empleada y la dosis. Esto no convierte los efectos de esta planta en aleatorios.

Y por último: el Kratom no se inyecta. Nadie en su sano juicio y que no sufra graves problemas mentales se inyecta Kratom, y si lo hiciera, es su cuerpo y son sus consecuencias. Tampoco es habitual fumarlo, como ya se ha comentado en este mismo blog: no es una vía efectiva y va en contra de la reducción de riesgos.

El becario que ha escrito esto solo pone en peligro una planta con gran utilidad terapéutica. Menos mal que tenemos científicos como Robert B. Raffa para estudiarla en profundidad, fuera de todo prejuicio prohibicionista.

Primer libro sobre la farmacología del Kratom ya publicado

Kratom and Other Mitragynines: The Chemistry and Pharmacology of Opioids from a Non-Opium Source Robert B. Raffa. CRC Press

Robert B. Raffa, profesor de farmacología de la Universidad de Temple (Filadelfia, PA) y descubridor del Tramadol, entre otro méritos, publicó este 29 de Octubre el primer libro sobre la farmacología del Kratom y sus alcaloides. El libro, llamado Kratom and Other Mitragynines: The Chemistry and Pharmacology of Opioids from a Non-Opium Source ha sido publicado por la editorial CRC Press, consta de 366 páginas y está disponible para su compra en Amazon.

Es un libro muy completo que abarca esta planta desde múltiples puntos de vista: psicofarmacología, fitoquímica, epidemiología, clínica… Un libro centrado en los efectos analgésicos del “otro opioide de la naturaleza” y sus potenciales usos, que sin duda alguna puede servirá de referencia para aquellos investigadores (sea medicina clínica, farmacología, bioquímica, etc) que centren sus esfuerzos en comprender la naturaleza de esta planta y sus alcaloides.

Otro uso etnobotánico del Kratom: tratamiento de la diabetes

Este uso quizás es de los más desconocidos en Occidente, y la falta de literatura científica y estudios serios hacen que, de momento, lo tomemos como una mera curiosidad.

Diabetes tipo II

La diabetes tipo II es un trastorno muy común en el mundo desarrollado. Se caracteriza por una resistencia periférica a la insulina así como una secreción de esta disminuida. La insulina es una hormona secretada por el páncreas tras la ingesta de alimentos. Esta activa el transportador GLUT-4 en el músculo estriado y tejido adiposo, con lo que entra la glucosa en estos tejidos y disminuye sus niveles en sangre.

Una elevada resistencia a la acción de la insulina provoca unos altos niveles de glucosa en sangre, con lo cual se producen neuropatías y otros transtornos patológicos.

Papel del kratom sobre la diabetes

Especialmente en Thailandia, el kratom ha sido usado desde hace tiempo como tratamiento de la diabetes. Queriendo saber si hay alguna base científica que apoye este uso, un grupo de científicos de la Universidad Prince of Songkhla, en Thailandia, se puso manos a la obra.

En un experimento in vitro con células musculares de la linea L8, midieron la captación de glucosa y la expresión del transportador de glucosa GLUT1.

Resumiendo: un extracto acuoso de kratom, es decir, un té de kratom normal y corriente, aumenta la captación de glucosa de forma similar a la insulina (a través de la activación de proteínas quinasas) y aumenta la expresión del receptor GLUT1.

Aquí el link del estudio, con acceso al full text.

¿Entonces el kratom es un tratamiento efectivo contra la diabetes?

Desgraciadamente, esto es solo un estudio in vitro. No tenemos constancia de que exista más investigación en este campo, de todas formas cualquier novedad la publicaremos por aquí.

 

Pequeña historia de una prohibición ridícula

Incineración de árboles de Kratom en Thailandia.

Thailandia, unos de los mayores exportadores de Kratom, lo prohibió en 1943. ¿Por qué? En esos tiempos, el gobierno thailandés recaudaba gran cantidad de dinero a través de impuestos al opio, popular droga en Asia y precursor de la heroína.

Al comienzar la Guerra del Este Asiático, bajaron las recaudaciones obtenidas del comercio de opio. Muchos consumidores de opio aliviaban los síntomas de la abstinencia masticando hojas de Kratom. Era una planta muy barata: crecía de forma silvestre y no se le aplicaban impuestos. Cuando el gobierno vió disminuir sus ingresos, hicieron lo único que saben hacer: prohibir.

Otra prohibición ridícula

Desde que USA comenzó la guerra contra las drogas, la prohibición de estas no se ha llevado nunca a cabo basándose en criterios socio-sanitarios. Thailandia es un ejemplo de ello: el kratom es consumido mayoritariamente por hombre, mientras que las mujeres consumen nuez de areca (Areca catechu). Esta última ha sido numerosas veces asociada con cáncer de boca y un riesgo incrementado de enfermedad cardiovascular y mortalidad. Sin embargo, al no afectar al comercio de opio y por tanto a la recaudación estatal, nunca ha sido prohibida.

Es curioso ver también como la exportación de kratom no está prohibida: exportar toneladas de kratom anualmente también es más rentable que mantener su comercio local.

Fuente.

Kratom Sumatra ya disponible ¡lowcost!

Procedente de Sumatra, cultivado por agricultores expertos de forma ecológica, os traemos esta exótica variedad. Su olor especiado, ligeramente picante, así como su característico sabor, son indicativos de su origen y frescura.

Sin intermedarios, lo que garantiza un precio justo para el agricultor y muy económico para el consumidor: cuesta hasta un 50% menos que cualquier otra variedad.

Tenemos 2 variedades disponibles: vena roja y vena verde. Las hojas más maduras presentan las venas centrales rojas y su efecto es más sedante. Las hojas verdes, al contrario, son más jóvenes y su efecto es más estimulante.

Tanto si eres un experto en Kratom como si nunca lo has probado, esta es posiblemente una de las mejores variedades disponibles en el mercado. ¡Lo bueno no siempre es caro!

¡A disfrutar!