Kratom en España: legalidad, autoconsumo y automedicación

El Kratom ha pasado desapercibido ante los ojos de los legisladores españoles, por lo que la posesión de Kratom en España no es delito. Aún no está incluida en la convención única sobre estupefacientes o en la famosa lista de plantas prohibidas. Sin embargo, aunque no sea ilegal, el Kratom no está permitido para consumo humano y por tanto, no puede venderse para tal fin: ni como complemento alimenticio, ni como medicamento.

Prohibir plantas. Una estupidez propia del s. XXI

Su futuro en este país no depende del gobierno sino de más arriba: será prohibida si la histeria prohibicionista se desata en la UE o USA.

La situación internacional no es tan mala

La lista de países que han prohibido nuestra planta es relativamente corta. Algunos como Indonesia han levantado la prohibición temporal de exportación o se están pensado re-legalizarla para darle un empujón a la economía local, en la cuál la Mitragyna speciosa ha tenido gran relevancia durante siglos. Recientemente, Thailandia la ha legalizado y con la mayor aceptación a nivel internacional del Cannabis, esperamos que el Kratom no se ponga en el punto de mira.

En algunos estados de USA se ha prohibido o se quiere prohibir como es el caso de Florida. Sin embargo, en otros estados esta planta se ha legalizado, poniéndola al mismo nivel que el tabaco y el alcohol: venta restringida a mayores de 18 años.

Aún así no es un research chemical (RC)

Que sea una hierba con siglos de uso en humanos, sin graves efectos secundarios asociados (ver: ¿Es seguro el consumo de Kratom?) y alejada de ciertos ambientes (raves, discotecas, etc) ha hecho que la alarma social desde los mass media prohibicionistas haya sido menos que con las sustancias llamadas Research Chemicals. El té de Kratom no destaca por su sabor, y pocos adolescentes irán con una tetera a la fiesta.

Como muchas veces, la alarma social que pretenden crear los mass media no tiene ni pies ni cabeza. Han existido intentos como el de David DiSalvo para tratar de acerca la verdad sobre esta planta a la opinión pública.

La otra cara de la moneda: sus propiedades no han sido reconocidas

Hay que tener en cuenta que el Kratom no ha sido aprobado para prevenir, curar ni paliar ninguna patología, ni en España ni en la UE. Esto requiere costosos ensayos clínicos que no proporcionan beneficios, ya que las plantas no se pueden patentar. Aprobar el Kratom como medicamento sería más fácil si existiera un uso tradicional en nuestro país, pero no es el caso. Si hubiera sido consumida de forma habitual en la UE antes del 15 de mayo de 1997 sería una planta apta para el consumo humano, pero tampoco es así debido a la nula implantación del Kratom hace dos décadas en Europa. Por tanto, la gente se ve abocada a la automedicación sin poder obtener consejo médico de calidad, basado en la evidencia científica.

Desde que se desató la oleada prohibicionista, los remedios universales han desaparecido en su práctica totalidad de la farmacopea. De esto algo saben los usuarios de Cannabis sativa. En España los usuarios de Cannabis medicinal han sido salvados por la gran farma: el cánnabis sigue siendo ilegal, sin embargo ya tenemos el famoso Sátivex.

Es como la planta de maría que puedes sembrar en tu terraza, ¡por sólo 510.55 € 3 envases de 10 mL!

Mientras tanto, en muchos hospitales españoles los opiáceos para tratar el dolor en enfermos terminales se dan con cuentagotas. Uno de los remedios universales contra el dolor, prohibido para millones de personas. Y para ser universal, cada vez falta más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

VOLVER ARRIBA