Los consumidores de Kratom no tienen acceso a información de calidad: consejos para que no te engañen

Un artículo reciente de Jeremy Y. Ng, et al (2021) ha analizado la información que proporcionan los vendedores de Kratom canadienses a sus potenciales compradores. Han concluido que la información proporcionada es de mala calidad, siendo notable la falta de datos acerca de los riesgos y efectos secundarios asociados al Kratom.

No es de extrañar, ya que los vendedores de Kratom están económicamente incentivados a omitir esos detalles, ética aparte, lo que supone un problema para los consumidores de Kratom.

¿Y qué pasa en España?

En nuestro país, la situación es peor. El consumo de Kratom no está tan extendido, así que la información en castellano es menos abundante. Mucha de la información proporcionada por parte de los vendedores consiste en traducciones mal hechas de sus homólogos anglosajones.

Aquí os daremos unos consejos para evaluar la información que os podéis encontrar en la red referente al Kratom.

¿Quieres saber si el Kratom puede ayudarte?

El Kratom posee numerosos beneficios, lo que atrae a mucha gente interesada en su potencial terapéutico. Pero hay un dato clave a tener en cuenta: la mayoría de la información que encontramos en la red sobre el Kratom es de carácter anecdótico. La gente comparte sus experiencias con esta planta, lo que es muy útil para formarse una opinión acerca de lo que podemos esperar. Sin embargo, es difícil llegar a obtener una conclusión acerca de la efectividad del Kratom usando experiencias personales, pues hay multitud de variables que influyen en los resultados: idiosincrasia personal del usuario, calidad del producto, sesgos…

Por desgracia, el Kratom es una planta, por lo que no se puede patentar. No hay ensayos clínicos para saber si el Kratom es una alternativa terapéutica para determinada patología, y seguramente no los habrá salvo si algún organismo público se lo propone, algo difícil en un ambiente prohibicionista. Por lo tanto, aquí viene un punto clave a tener en cuenta:

Ni en España ni en la Unión Europea, el Kratom (Mitragyna speciosa) ha sido aprobado para prevenir, tratar o paliar ninguna enfermedad debido a la falta de ensayos clínicos.

Eso lleva a que los consumidores compartan sus experiencias personales para ayudarse entre ellos y formar una opinión. Si un vendedor de Kratom te proporciona consejo médico, nuestra recomendación es que huyas y elijas a un vendedor con mejores principios éticos.

El otro sesgo: riesgos y efectos secundarios

El consumo de Kratom está asociado a una serie de efectos secundarios, razón por las que damos unas pautas para reducir riegos en nuestra guía del principiante. Para evaluar riesgos no solo existen las experiencias, sino la literatura científica. Cuando recurras a ella, ten en cuenta lo siguiente:

  • Los datos obtenidos en modelos animales son muy valiosos, pero no siempre se pueden extrapolar a humanos.
  • Los casos clínicos en humanos aportan poca información, ya que podemos estar ante casos muy raros o interacciones farmacológicas, por ejemplo.
  • Existe un sesgo prohibicionista por parte de algunos autores.
  • Los meta-análisis son los que proporcionan más información.

Nunca evalúes riesgos tomando información de medios generalistas, ya que tienden al alarmismo. Aquí un ejemplo que comentamos anteriormente.

Fuentes de información

A continuación os dejamos varias fuentes de información si queréis profundizar más tras leer nuestra guía del principiante:

  • Pubmed: aquí podrás acceder a toda la literatura científica disponible usando las palabras clave “Kratom” o “Mitragyna speciosa“. Recuerda que evaluar este tipo de información es difícil para gente sin formación científica.
  • Erowid: portal dónde hay tanto información general como todo tipo de experiencias.
  • Reddit: el subreddit de Kratom es un foro dónde se comparte gran cantidad de información. Tiene buscador y permite preguntar a la comunidad si te surge una duda concreta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

VOLVER ARRIBA